Analizar hoy la figura del Benemérito Benito Juárez es de especial interés no solo para los mexicanos sino para el mundo heterogéneo de la globalización.

“¿De dónde venimos? ¿a dónde vamos? este es el doble problema cuya resolución buscan sin descanso los individuos y las sociedades; descubierto un extremo se fija el otro; el germen de ayer encierra las flores de mañana; si nos encaprichamos en ser aztecas puros, terminaremos por el triunfo de una sola raza para adornar con los cráneos de las otras el templo del Marte americano; si nos empeñamos en ser españoles, nos precipitaremos voluntariamente en el abismo de la reconquista, pero ino! jamás! nosotros venimos del pueblo de Dolores, descendemos de Hidalgo y nacimos luchando como nuestro padre por todos los símbolos de la emancipación y como él, luchando por tan santa causa, desapareceremos de sobre la tierra.”

Q.·.H.·.  Ignacio Ramírez "El Nigromante. 16 de septiembre de 1861, Discurso con motivo del aniversario de la Independencia de México

Porque como dice Michel Wievorka, “la articulación de las identidades forjadas en la historia, los derechos ciudadanos y las elecciones individuales se han vuelto un reto acuciante”

En un México como el de hoy donde desde Los Ángeles hasta el rio Suchiate se combina lo moderno con lo tradicional y el origen del hilo que une todo se pierde en las penumbras del olvido y la novedad, imagino que el Benemérito se sorprendería de la ambigüedad de la política, de lo plural de la sociedad y lo necesario que son los valores masónico que él defendió.

Porque Benito Juárez con todo su ser polémico vislumbro un México y una humanidad más allá de lo indígena, más allá de lo europeo, atisbando un nuevo ser humano latinoamericano, integral, que comprendiera y practicará los ideales masónicos de libertad, igualdad y fraternidad.

Juárez se alza hoy entre los siglos con una imagen que trasciende la clase, la etnia, la nación, el género y el individualismo y se nos presente como un visionario, que en palabras de algunos biógrafos le permitió ser el creador del capitalismo mexicano basado en un estado laico.

Benito Juárez, el masón, el presidente, el amigo de prohombres como Porfirio Díaz, quien según los expertos es el verdadero creador del mito inmarcesible de Juárez, o de Juan Francisco Lucas, el león de las montañas, que en Puebla pertenecía a la Logia de la Montaña y realizaba los rituales masónicos en Náhuatl.

Este humilde indígena Zapoteca con una vida forjada a mazo y cincel, labró sobre la piel nativa un traje de español y termino puliendo la esfinge de un hombre que permitió una transición sociocultural y sociopolítica en la cual las estructuras de la colonia se mezclaron con el imperio de los indios y las ideas liberales de los masones para ver nacer un estado y un país.

Porque Juárez sacrifico su identidad indígena para que el libre pensador pudiera guiar al presidente, al líder de una nación que solo había conocido el odio y la esclavitud, él realizo los viajes místicos que nos recuerdan nuestros rituales y entendió el recorrido que todos los hombres debemos hacer:

Nacer, Crecer, y Morir... Tengo Fe en mis ideales, esperanzas en realizarlos, por amor a la humanidad.


M.·.R.·.G.·.M.·. ALEXANDER ALARCÓN CAMACHO
GRAN LOGIA DE COLOMBIA CON SEDE EN BOGOTÁ

Últimas noticias

De interés..

  • Week

  • Month

  • All

Sidebar 1