Las principales organizaciones masónicas del mundo se reúnen en Madrid el 12 y 13 de marzo invitadas por la Gran Logia de España (GLE), coincidiendo con su XXXV Asamblea, para debatir la situación internacional y en particular la crisis política española, aunque estas cuestiones no forman parte de la agenda oficial.

En medios políticos y económicos existe expectación ante la coincidencia del encuentro con el escenario de inestabilidad política en el Estado español. Un total de 34 delegaciones de “Grandes Logias y Orientes” de todo el mundo acuden a Madrid a la cumbre anual de la masonería española que coincide con un momento de incertidumbre política en el inicio de la llamada Segunda Transición, caracterizada por el fin del bipartidismo, el independentismo catalán, la corrupción y la ofensiva republicana. Expectación ante la coincidencia de la Cumbre masónica con el escenario de inestabilidad política en España

La reunión contará con la presencia del presidente de la Conferencia Mundial de Grandes Logias Regulares, 15 Grandes Maestros y medio centenar de miembros de las Grandes Logias y Orientes de todo el mundo. El encuentro coincide con la XXXV Asamblea de la Gran Logia de España (GLE) a la que asistirán 350 maestros masones del Estado español. La Asamblea aprueba, rectifica o deroga las decisiones tomadas durante el denominado “año masónico”.

Reuniones secretas

Aunque en las reuniones de la Logia no está permitido el debate sobre cuestiones políticas o religiosas, al margen de las mismas nada impide que los miembros intercambien opiniones y acuerden criterios. En la ceremonia de iniciación, los masones juran no revelar los secretos de las reuniones ni las identidades de los hermanos.

Tras su fusión el 31 de marzo de 2001 con el Grande Oriente Español, La Gran Logia de España, presidida desde 2014 por el Gran Maestre Óscar Alfonso Ortega (48 años, abogado valenciano), es la principal organización masónica del Estado en cuanto al número de miembros y estructura territorial.

Forma parte de la corriente masónica inglesa (que tradicionalmente tiene un gran peso en España) y mantiene vínculos con las logias de todo el mundo con las que comparte los principios de la “fraternidad masónica universal y tradición iniciática”, según su página web. Con sede en Barcelona, actualmente está formada por casi 4.000 miembros en su mayoría funcionarios del Estado, profesionales liberales, políticos y profesores universitarios, distribuidos en 170 logias por toda la geografía española.

La Gran Logia de España agrupa a casi 4.000 miembros en su mayoría funcionarios del Estado, profesiones liberales, políticos y profesores universitarios

Escenario de inestabilidad

El encuentro de la masonería mundial en Madrid ha creado expectación en ambientes económicos y políticos por la leyenda que arrastra está organización “discreta”, cuando no secreta, de intervencionismo en la política de los países en los que está fuertemente implantada. No pasa desapercibido que la Cumbre masónica coincide con el escenario político más complicado de cuantos se han producido desde el inicio de la Transición política a la muerte del dictador Franco en 1975.

La incertidumbre política provocada por los desacuerdos de los grandes partidos para formar Gobierno, el desafío del Parlament anunciando que proclamará en breve la República Catalana, la corrupción de la clase política -que ha pasado a ser la segunda preocupación de los españoles tras el paro, según el barómetro del CIS de febrero- y la ofensiva de los sectores republicanos contra la Monarquía, dibujan un panorama de inestabilidad creciente que ya ha comenzado a provocar desconfianza en Europa.

“Grandes Logias” asistentes a la reunión de Madrid (por países):

Andorra, Albania, Alemania, Austria, Azerbaijan, Bélgica, Bulgaria, Chipre, Costa de Marfil, Croacia, Escocia, Finlandia, Francia, Guinea, Hungría, Israel, Luxemburgo, Macedonia, Marruecos, Moldavia, Mónaco, Montenegro, Noruega, Paraguay, Pensilvania, Portugal, Rumania, Serbia, Togo, Turquía y Ucrania.

Así como las siguientes “Órdenes Masónicas” estatales que no forman parte de la Gran Logia de España: Supremo Consejo del grado 33, Supremo Gran Capítulo del Arco Real de Jerusalén, Gran Logia Distrital de maestros Masones de Marca, Gran Logia Distrital de la Orden del Monitos Secreto, Gran Priorato de España, Gran Priorato Rectificado de España, Santa Orden Distrital de los Sacerdotes Caballeros Templarios y Orden de Ahtelstan.


Fuente: https://www.mil21.es

Últimas noticias

De interés..

  • Week

  • Month

  • All

Sidebar 1